Tele Tulpa

Tele Tulpa es un proyecto de creación que hemos concebido, realizado y presentado con el grupo de teatro Kxsaw uus de Toribio. Este proyecto nació del encuentro entre nuestros dos grupos, Sopa de Piedras y Kxsaw uus, del deseo de crear una obra juntos, y de la necesidad que compartíamos de poner a conversar con la comunidad la problemática de los cultivos ilícitos, especialmente de marihuana en el territorio de Toribio.

En seguida, algunas reacciones del público que recogimos al final de las presentaciones en un espacio de compartir…


“Para resolver este problema hay que volver a lo que nosotros mismos tenemos. Nos toca hacer más memoria. Ojalá que esta obra nos sirva para eso.

«Al grupo Kxsaw uus que es el espíritu-corazón o el espíritu del sentir, agradecer por el esfuerzo que esta haciendo de poder educar, porque el teatro es una manera también de educar. No necesariamente uno se educa en un colegio o en una universidad. Y gracias a la participación de ustedes, el publico. Porque todos tenemos que entender la realidad y eso es una manera de hablar de lo que sucede, de lo que estamos viviendo. Y en esta obra se ve que se educa también, como se ve en la secunda parte, partiendo de lo que nosotros tenemos. Porque somos nasas, y frente al problema hay una manera de poder orientar desde nuestra raíz: tenemos una raíz importante y esta raíz nos enseña, y se puede retomar y hacerse entender para hablar de los problemas. Pero muchas veces ponemos más enfoque en el problema que en entender estas propias raíces. Muchas practicas podemos recordar nosotros como nasas, pero lo estamos tapando  ; se esta tratando de tapar y de acabar por la historia que mostraron ahí. Por la colonización que llegó y que nos metió otra cosa, la bandera de Colombia… Y por eso la resistencia, la pelea son muy importantes. Todo lo que mostraron es la importancia de esta raíz al rededor del fuego y de la familia alrededor de este fuego… Porque ahora la plata es mas importante que la familia. Ya no conversamos ni con el abuelo. Ya no conversamos entre papa e hijos. Porque estamos más pegados del televisor, pensamos que ahí aprendemos. O pensamos que la educación se debe hacer en la escuela. Entonces conclusión: para resolver este problema hay que volver a lo que nosotros mismos tenemos. Nos toca hacer más memoria. Ojalá que esta obra nos sirva para eso.»


El sueño de la madre naturaleza es el que nos guía. Que es el sueño mío? Cargar el bastón, el sombrero, la jigra. Tener mi derecho de caminar, a exigirle a la comunidad.”

«(Habla en nasa yuwe.). Me perdonen los que no hablan Nasa yuwe. Lo voy a decir en español. Me siento muy contento, ustedes están realizando un teatro muy lindo: lo que los abuelos, ancestros dejaron. Que era Tulpa, que era la raíz propia. Yo, como viejo, yo siento un dolor. Yo veo nosotros mismos nos estamos destruyendo poco a poco. Porque los mayores dejaron mucho ejemplo, mucho contenido, mucha sabiduría, pero no hemos sabido utilizar este ejemplo. Aquí donde me ven, siempre he trabajado con mi comunidad. Porque no quiero que los muchachos se degeneren. Ojalá tengan su buen ambiente, su buen camino. Pero hoy lo que nos está mandando es solo eso: el maldito billete. Eso es lo que nos esta corrompiendo. Yo tengo mis años, y cargo mi sombrero y cargo mi jigrita. Tejer sombrero, mira, eso es mi vida, con eso es que me gano el pan de cada día. Yo vendo sombrero; cuando trabajo de la guardia, por la noche, empiezo a tejer. Y digo a mi nieto: usted, tiene que aprender a tejer, las mujeres tienen que aprender a hacer las jigras, el chumbe. Eso es la felicidad de nosotros. Eso es la felicidad, la vida garantizada. Pero hoy en día, estamos desperdiciando la vida uno mismo, uno al otro. Dirán que este viejo estudió. No, yo nunca llegue al estudio. Solo llegue a aprender a firmar. De la firma… a caminar. De la guardia he recorrido mucho territorio. Y me siento contento. Yo por eso digo, los muchachos hoy nos están mostrando lo que es la educación con su “Tulpa Tele”. El sueño de la madre naturaleza es el que nos guía. Que es el sueño mío? Cargar el bastón, el sombrero, la jigra. Tener mi derecho de caminar, a exigirle a la comunidad. Por eso yo vine a acompañar, a ver que es lo que están haciendo. Pero ahorita, en mi carne propia lo estoy viendo. Y me siento contento. Podría hablar todavía toda la noche. Muchas gracias. Me siento contento.»


Y acá están los niños pequeños que en algunos años van a estar en capacidad de decidir; y el teatro es una muy buena manera para hablar de la problemática que trae ese tipo de cultivos.”

«Buenas noches, primero, felicitar al grupo de teatro, hicieron una excelente presentación. Me parece que el teatro es una excelente herramienta para dar a conocer, en este caso, parte de la cultura del pueblo Nasa. Yo por ejemplo, no soy nasa, lo de la Tulpa si lo había escuchado pero hoy aprendi algo más. Me parece también que acá lograron dar a conocer la problemática que vive el territorio, nuestro territorio, ya que todos la conocemos. Y algo que me llamó la atención es cuando una de los personajes que actúan decía: ustedes ya aprovecharon con la amapola, dejan nos trabajar con la marihuana. Bueno, yo digo, en un tiempo estuvo la amapola, hoy la marihuana, en el futuro puede ser otra cosa. Y acá están los niños pequeños que en algunos años van a estar en capacidad de decidir; y el teatro es una muy buena manera para hablar de la problemática que trae ese tipo de cultivos. Y con respeto a eso yo les querría hacer como una recomendación: me parecería excelente que esta obra la muestren en los otros resguardos: en Tacueyo, en la Playa, Santo domino, San Fransisco, Jambalo, y que trabajen con los más pequeños. Porque a los niños, esto les va a quedar grabado. Porque mucha gente de pronto lo hablan pero no lo ven así como lo vieron hoy.»


Hoy la obra me hizo recordar la bandera, la espada, y la cruz que trajeron para tapar a nuestra Tulpa.”

«(nasa yuwe). Muy buenas noches. Yo quería darles las gracias a todos. De verdad que eso es algo que le conmueve a uno mucho. Yo a pesar que yo soy nasa, ya desde el 70 por acá, yo me canse mucho de ser nasa y me fui a recorrer, y estaba perdiendo mi lengua nasa. En este momento, yo me di cuenta que era mucho mas dinámico hablar el nasa yuwe, mucho juego, mucho doble sentido, corazón y todo eso. Y entonces decidí regresar por acá. En dos años, ya estaba perdiendo mucho la lengua nasa. Y me dije: las cosas grandes que uno tiene en la vida llegan y se van, entonces regrese al nasa Yuwe, a mi familia, y a la Tulpa. Poco a poco fui recuperando. Hoy la obra me hizo recordar la bandera, la espada, y la cruz que trajeron para tapar a nuestra Tulpa. Me hizo recordar que hasta la conquista española, vivíamos como nosotros pero con la llegada de los españoles todo se vino a cambiar como lo demostraron. Ellos querrían ser dueños de todo. Y de ahí a 1991, vivimos más o menos, pero en 1991, también trajeron la institucionalidad. Porque la institucionalidad también llegó con el hombre blanco. Ojalá el grupo Ksaw uus podría investigar mucho más a fondo porque mirándolo bien hay mucho material para empezar a concientizar más. Hablar con los mayores porque ellos saben el sueño de vida originario. Con la Tulpa, algo espiritual está tocando y nos hace reflexionar mucho. El hombre blanco vino cambiándolo todo solamente por el peso. Desde el peso empezó a corromperse. Como lo de la marihuana. Pero nosotros podemos despertar, como lo mostraron.»


 

Y volver otra vez a re-intentar volver a la raíz, y no para andar descalzos sino porque se nos esta perdiendo la manera que tenemos de conversar, la manera de sentir y de calentar el corazón.”

«Yo sentí mucho la obra, esta manera de narrar a través de la risa de un problema que nos está afectando. Ustedes hicieron tan bien poner a conversar un problema que llegó al corazón de la gente. Y volver otra vez a re-intentar volver a la raíz, y no para andar descalzos sino porque se nos esta perdiendo la manera que tenemos de conversar, la manera de sentir y de calentar el corazón. A mi me encanta como termina, me deja con muchísima esperanza. Con esta manera de bailar, con esta manera de danzar, de darle energía a la tierra. Y los veía ahí y me decía, y yo porque no traje unos estudiantes, porque veía que era una manera distinta de contar la historia colonizadora que nos borró. Me gustaría que esta obra caminara el territorio, caminara las comunidades, ojalá. Porque la verdad llega mucho al corazón y lo pone a pensar a uno. Y yo creo que eso es lo importante de la obra. Y siempre diré que el arte es la otra manera de decir lo que mucha veces uno no puede decir en la asamblea. Les agradezco y felicitaciones.»

Ficha Técnica

Creación Colectiva
Con:
(Grupo Kxsaw Üus de Toribío Cauca)
Yamileth Tenorio
Kelsy Tenorio
Liliana Dagua
Ximena Musicue Casso
Edwin Rivera
Jesus Penagos
Geraldine Penagos
Rosa Piñacué

Asistencia y poyo a la creación
Claribel Musicue Casso

Puesta en escena: Jorge Mario Agudelo y Perrine Capon
Construcción de títeres: Jorge Mario Agudelo y Perrine Capon
Música: Edwin Rivera
Montaje audio: Jorge Mario Agudelo

Proyecto ganador de la beca de creación «Saberes en escena»del Ministerio de Cultura 2018.
Con el apoyo de la casa de cultura de Toribío, Cauca

El grupo de teatro Kxsaw uus está conformado por unos diez jóvenes y adultos de Toribio y sus alrededores, apasionados por el teatro y que buscan a través de este arte contar y poner en debate con la comunidad las realidades de su territorio. Nuestro primer encuentro fue en abril de 2017; desde ese entonces hemos podido compartir mucho en talleres y laboratorios.

Toribio es un pueblo en la montaña poblado en su mayoría por la comunidad nasa. Toribio siempre fue el escenario de conflictos entre la guerrilla y el ejercito. Ultimamente, la aumentación masiva de los cultivos de uso ilícito, especialmente de los sembrados de marihuana agudizó en el territorio problemáticas como la presencia de grupos armados, la aculturación de los sentires y de las practicas cotidianas, la des-armonización de la conexión con la madre tierra, los daños ecológicos por los químicos que requieren este tipo de cultivo, las divisiones adentro de la misma comunidad etc. La consumación ilegal de la luz eléctrica para alumbrar los cultivos en la noche causa muchos cortes de luz, lo que nos dio un pretexto interesante para poner en paralelo esta problemática con la practica espiritual nasa de la Tulpa.

La Tulpa es uno de los fundamentos de la espiritualidad nasa. Tres o cuatro piedras están alrededor del fuego: es la primera familia que se reunió alrededor del fuego (sol). El fuego es lo que quema las malas energías, y carga de buenas energías. El fuego es fuerza de vida. La tulpa es un lugar cotidiano y sagrado a la vez en la vida de los nasas. Tradicionalmente, es el lugar familia donde se conocen los alimentos, donde reunirse para cocinar, contar su día, recochar, tejer; el lugar donde nos reunimos para estar fuertes y unidos. Las piedras son los mayores, los abuelos, o también los espíritus. Hay que brindarles chicha, coca… compartir con ellas lo que se consume.

Proceso de investigación y de escritura

El proceso de investigación fue doble: teníamos que investigar a la vez la realidad de los cultivos ilícitos, desde la vivencia, de la persona que siembra a la persona que consume, y a la vez la practica de la Tulpa en el territorio y sus fundamentos espirituales.

Improvisar para entender la problemática de los cultivos ilícitos

La investigación con respecto a los cultivos ilícitos se hizo a partir de improvisaciones teatrales. Esta realidad es tan presente que toda persona viviendo en el territorio tiene una idea que como se mueven las cosas. Así, a través de improvisaciones, pudimos recoger distintos puntos de vista. Tratamos de conservar una mirada relativamente neutra, tratando de entender las razones que tenían los distintos personajes de actuar como lo hacían. La problemática económica, de sustento básico, pero también de acceso a distintos “bienes de consumación” vendidos como indispensables para vivir en el “progreso”nos aparecieron como las razone principales de la participación a este tipo de cultivo. Eso confirmó para nosotros la pertinencia de tratar en paralelo la practica de la Tulpa y con ella el sueño originario de abundancia en la conexión armoniosa con la madre tierra.

Calentarse el corazón con la Tulpa

Fuimos a escuchar los mayores hablarnos de la Tulpa, de sus sentidos profundos, de la perdida de esta practica, de lo que sentían ellos al respecto. Pero también fuimos a encontrar dos familias que todavía tienen Tulpa familiar, que mantienen esta practica viva, tejida con su cotidiano, su vida. Compartimos con ellas momentos hermosos; pudimos conversar preguntar, escuchar sus sentires. Sobre todo, sentimos la fuerza de la Tulpa, el calor, la alegría, la union. Volvimos de estas experiencias con muchos sentires bonitos pero también preguntas profundas: Y yo, en mi casa, haría una Tulpa?

Guión

Se escucha la historia de creación del mundo en nasa yuwe. También se escucha una flauta. Se prende una Tulpa. Un mayor está cerca del fuego. Uno por uno llegan los invasores y tapan la Tulpa cada uno con un objeto: el soldado español y su espada, la monja y su velo, los independentistas y la bandera de Colombia… hasta el mafioso que llega con un costal de marihuana.

Una familia nasa acomoda todos los objetos que recubren la tulpa, acomodando así el interior de su casita. Luego todos se ponen a desmoñar la marihuana mirando la televisión que acaban de comprar. Un corte de luz lleva el abuelo a destapar la tulpa y a pedir que la prenden. Alrededor del fuego, la familia se pone a hablar de la Tulpa pero también a preguntarse acerca de la problemática de los cultivos ilícitos. Y se ponen a contar. Cada historia es un eslabón de la cadena de producción y venta de la marihuana, y se representa en escena… hasta que…

La obra

Tele Tulpa fue representada tres veces en Toribio y Tacueyo frente a un público numeroso de habitantes. Después de cada representación se abrió un espacio para que los espectadores compartan sus sentires y impresiones. Este espacio fue investido de manera muy linda. Acá van unas palabras cosechadas en estos momentos; entre sentires y vivencias, los hemos recibido como regalos preciosos para seguir pensando y sintiendo…